Abrir menú principal

Poesías (Francisco de Figueroa): 1

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


Advertencia del editorEditar

Habiéndonos propuesto reimprimir, é ilustrar todos nuestros buenos Poetas, que por haberse hecho muy raros, son casi desconocidos; hemos juzgado, que en esta nuestra coleccion deben ocupar un lugar muy distinguido las rimas del Divino Figueroa, por su grande mérito, y por ser raras. No sabemos que se haya hecho de ellas otra impresion, que la de Lisboa en 1626 por Pedro Craesbeek, la qual hemos tenido presente: pudiéran haberse añadido otras muchas poesías, que corren manuscritas con su nombre; pero habiéndolas examinado con toda madurez, nos han parecido casi todas indignas de tan alto ingenio. De todas ellas solamente insertamos una composicion, que tambien se halla en el Parnaso Español, la qual tenemos por obra legítima de nuestro Autor: las demas hemos tenido por conveniente omitirlas, porque las creemos supuestas, y porque el mérito de un Poeta no consiste precisamente en las muchas obras, sino en las excelentes. Las que aquí se ponen, creemos que serán del agrado de los hombres de buen gusto, y que saben apreciar la buena poesía: los que carecen de estas circunstancias, quizá echarán ménos en ellas las ridiculeces, de que otros abundan, y son sus delicias. Para unos, y otros es escusado hacer un largo discurso sobre el mérito de ellas; pues para elogio es muy suficiente el que ponemos de Luis Tribaldos de Toledo, en el qual se incluye todo lo que sabemos de nuestro Figueroa.