Abrir menú principal

Petición de ascenso a la clase de Contralmirante AP del Capitán de Navío AP Miguel Grau Seminario

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



Petición del Congreso de la República del PerúEditar

“Art. 1º. El Congreso declara digno de ser elevado a la alta clase de Contralmirante de la Escuadra Nacional al Capitán de Navío D. Miguel Grau y recomienda al Ejecutivo para que lo proponga conforma a la Constitución.


Art. 2º. Recomienda igualmente a los demás jefes, oficiales y tripulantes del monitor “Huáscar” para que los premie conforme a sus atribuciones y en vista de los partes que ha debido elevar el comandante de esa nave sobre los hechos gloriosos del 21 de mayo y 1º de julio.”


Respuesta del General de División EP Luis La PuertaEditar

“Señores secretarios de la Honorable Cámara de Diputados.

SS.SS.

S.E. el primer Vicepresidente encargado del Poder Ejecutivo ha dictado la comunicación que sigue:

SS.SS.

El Gobierno ha recibido la recomendación que le ha dirigido el Congreso a favor del capitán de navío D. Miguel Grau para que se le proponga de contralmirante de la Armada Nacional.

Como dicha recomendación le cree atendible el Gobierno por cuanto el referido jefe es acreedor del ascenso, no ha trepidado en hacer la propuesta complaciendo así a la Representación Nacional en un asunto bajo todos conceptos justo.

Con tal motivo cree Su Excelencia que es llegada la vez de que manifieste la opinión que siempre ha profesado sobre ascensos en el Ejército, sin traer a consideración el encono que pueda acarrearse de algunos que están acostumbrados a adquirir ascensos sin merecimientos, y sólo debido al favor o a la instancia de ellos mismos; pues a su conciencia de hombre honrado no puede retraerle esa pequeñez de cumplir con lo que es un deber imprescindible.

Gran parte ha tenido en contínuos trastornos (sic) la facilidad con que se han obtenido ascensos; pues ha habido veces que poco se han cuidado quienes los concedían, de inquirir si los agraciados tenían servicios, antigüedad, conocimientos militares y buena conducta. El mérito no siempre ha sido atendido. De lo que resulta que algunos que lo tienen han sido postergados por los que carecen de él.

Prácticamente ha probado Su Excelencia entre ocasiones que no tiene la errónea opinión de que se deben prodigar ascensos inmerecidos en el ejército, pues que él ni ha buscado prosélitos concediéndolos a quienes no lo merecen, dañando así la moral militar, creando rivalidades y haciendo sin justicia ni necesidad más pesada la carga del Erario. El año de 1855 fue Ministro de Guerra y Marina 8 meses y sólo consintió en autorizar dos despachos de capitanes de artillería, de dos tenientes y uno de teniente coronel a favor de D. Simón García, que a su mérito unía la rara circunstancia de tener la antigüedad de 22 años de sargento mayor.

El año de 1857 estuvo Su Excelencia encargado del gobierno supremo y sólo ascendió a un capitán a sargento mayor, a dos sargentos mayores con grado de teniente coronel a tenientes coroneles efectivos y a un subteniente llamado Rondón a teniente, por haber vencido a una montonera; y últimamente, en tres meses que van corridos que ejerce el gobierno supremo, no ha ascendido a ningún jefe, ni dado el grado siquiera, y sólo ha nombrado subtenientes por la carencia que había de ellos para el numeroso ejército que se ha improvisado.

Estos recuerdos tienen por objeto que el Congreso se penetre de que cuando el Gobierno en ejercicio de sus atribuciones da ascensos en el Ejército del Sur, en el de reserva o en la Marina, antes o después de la victoria que obtendremos, y proponga para los que no tiene facultad de acordar, serán muy merecidos y con solo la mira de que los agraciados recuerden siempre que la Patria, a la que tienen el deber de servir y sacrificarse por ella sin derecho a recompensa alguna, ha quedado satisfecha del exacto cumplimiento de la obligación del ciudadano.”


Propuesta del Ministro de Guerra y Marina, General de División EP Manuel de MendiburuEditar

“Ministerio de Guerra y Marina

Señores Secretarios de la Honorable Cámara de Diputados.

Su Excelencia el Primer Vicepresidente de la República encargado del Poder Ejecutivo, en ejercicio de la facultad que le confiere el inciso 13 del artículo 49 de la Constitución, ha resuelto proponer al cuerpo legislativo para el ascenso al empleo de contralmirante de la Armada al capitán de navío D. Miguel Grau, en justa atención a sus servicios en la presente guerra y a los que constan en la adjunta libreta.

Me es honroso dirigirme a USS. en cumplimiento de dicho acuerdo del Poder Ejecutivo, para que se dignen USS. dar cuenta a esa H. Cámara de esta propuesta a fin de que obtenga la aprobación constitucional que corresponde.

Dios guarde a USS.

Manuel de Mendiburu”