Abrir menú principal

Refiere la provisión que previene para sus baños

(Parnaso español)

de Francisco de Quevedo



Yo me voy a nadar con un morcón,
queso, cecina, salchichón y pan:
que por comer más rancio que no Adán,
dejo la fruta y muerdo del jamón.


L'hambre y la sed de aqueste corpachón
con estas calabazas nadaran;
la edad, señor doctor, pide Jordán;
Manzanares, la niña y la ocasión.


No me acompaña fruta de sartén,
taza penada o búcaro malsín;
jarro sí, grueso, y el copón de bien.


Caballito será de San Martín
mi estómago, mi paso su vaivén,
y, orejón, nadaré como delfín.