Parnaso español 126

Inscripción al Marqués Ambrosio Spinola, que gobernó las armas católicas en Flandes

(Parnaso español)
 de Francisco de Quevedo


Lo que en Troya pudieron las traiciones,
Sinón y Ulises y el caballo duro,
pudo de Ostende en el soberbio muro
tu espada, acaudillando tus legiones.


Cayó, al aparecer tus escuadrones,
Frisa y Breda por tierra, y, mal seguro,
debajo de tus armas vio el perjuro
sin blasón su muralla y sus pendones.


Todo el Palatinado sujetaste
al monarca español, y tu presencia
al furor del hereje fue contraste.


En Flandes dijo tu valor tu ausencia,
en Italia tu muerte, y nos dejaste,
Spínola, dolor sin resistencia.