Abrir menú principal

Restituye Fryne en seguridad a su patria lo que le había usurpado en inquietudes

(Parnaso español)

de Francisco de Quevedo



Fryne, si el esplendor de tu riqueza
a Tebas dio muralla bien segura,
tantos padrones cuente a tu hermosura
cuantas piedras se ven en tu grandeza.


Del grande Macedón la fortaleza
desfiguró su excelsa arquitectura;
mas lo que abate fuerza armada y dura
restituye, desnuda, tu flaqueza.


Tú, que fuiste prisión de los tebanos,
eres defensa a Tebas, que yacía
cadáver lastimoso de estos llanos.


La ciudad que por ti lasciva ardía
se venga del poder de otros tiranos
con lo que le costó su tiranía.