Abrir menú principal

Papeles rotos de las propias manos
de Lope de Vega


A unos papeles rompidos
Soneto 190
   Papeles rotos de las propias manos 
que os estimaron por reliquia santa,
bien muestra ahora el viento que os levanta
que, cuanto más pesados, sois livianos.

   Si de mi libertad fuistes tiranos
por la sirena que escribiendo encanta,
ya no tendrán conmigo fuerza tanta
palabras locas y concetos vanos.

   Sosiéguense celosos alborotos,
sin tener en romperos mi osadía
torpes las manos y los dientes botos.

   Venid ansí, mas, ¡ay, mortal porfía! 
que pues os vuelvo a mis entrañas rotos,
hijos debéis de ser del alma mía.