Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XVII (1828-1829).djvu/481

Esta página ha sido validada
475
DOCUMENTOS
Documentos posteriores a la clausura de la Cámara do Diputados
  1. Proclama dirijida al pueblo de Santiago, incitándolo a la revolución contra el Congreso. (Anexo núm. 270.)
  2. Acta de una reunion del pueblo de Santiago, en la que se niega obediencia a las autoridades i se declaran nulas las elecciones de Senadores i Diputados. (Anexo núm. 271.)
  3. Artículo en que se da noticia de haber estallado la revolución en Colchagua. (Anexo núm. 272.)
  4. Nota por la cual la Municipalidad de Parral retira los poderes a los Diputados de aquel departamento. (Anexo núm. 273.)
  5. Notas sobre el retiro de los poderes a los Diputados de San Felipe. (Anexos núms. 274, 273 i 276.)

Núm. 270[1]

A LOS HABITANTES DE LA PROVINCIA DE SANTIAGO

Compatriotas:

Es Pegado el momento de reclamar vuestros usurpados derechos con la enerjía que otras veces. Las provincias de Concepcion, el Maule i Colchagua se han puesto a la vanguardia en la empresa que va a inmortalizar su entusiasmo por la libertad, i marchan a estimularos, a fin de que depongáis esa inercia que os abate i degrada. Tiempo há que debisteis hacerlo; pero éste es el instante indispensable. Nada temáis: las baynetas están consagradas bajo la autoridad del protector de la Constitucion i de las leyes; del que siempre ha dejado a los pueblos en libertad para que discutan lo que mas convenga a sus derechos: en este supuesto, uniformad vuestros votos a los de las provincias del sur i despojad a vuestros intrusos Representantes del poder que retienen aun, no obstante el clamor jeneral i los anatemas que contra ellos lanza la opinion pública Dad a la Patria este dia de gloria i confundid con vuestra presencia las furibundas esperanzas de vuestros opresores.

Núm. 271[2]

ACTA

En la ciudad de Santiago de Chile, en siete dias del mes de Noviembre de mil ochocientos veintinueve años, se reunió en la Sala del Consulado una gran parte del vecindario a tratar de poner remedio a los males que amenazan la entera disolucion del Estado; pues hallándose separadas del gobierno jeneral las provincias de Concepcion, del Maule i de Aconcagua, por haberle negado la obediencia a cansa de las infracciones de la Constitución cometidas por las Cámaras lejislativas; i considerando:

Que las elecciones de Cabildo, de Asamblea i de electores para Presidente i Vice-Presidente de la República adolecen de insanables vicios de nulidad, porque no se dejó espresar libremente la voluntad jeneral;

Que del mismo vicio adolecen los que se dicen Diputados de la ciudad de Santiago i Senadores de la provincia, porque con artificios i maniobras se injirieron a representarla contra su voluntad, terminantemente manifestada;

Que abierto el camino a las infracciones por la impunidad i por el disimulo del Gobierno i del Congreso, se instaló éste ilegalmente; i sin tener en su seno el número suficiente de miembros, procedió a verificar el escrutinio de Presidente de la República;

Que faltando a lo establecido por la lei, no elijió para Vice-Presidente, procediendo con arbitrariedad, un individuo de los que obtuvieron mayoría respectiva;

Que con esta comportacion ha ocasionado el descontento en todos los pueblos, echado por tierra la Carta Constitucional que mantenía las provincias en estrecha unión, obligándolas a dividirse, e introduciendo en el ejército la indisciplina i causando otros muchos males que por 1a brevedad del arto no pueden demostrarse:

El vecindario de Santiago acuerda:

  1. No reconoce la autoridad del Cabildo, ni la de la Asamblea, ni la de ningun funcionario cuyo nombramiento haya emanado de alguna de estas corporaciones.
  2. Declara nulas las elecciones de Diputados i Senadores de esta ciudad, i por la intervencion que han tenido en las Cámaras, insubsistentes los nombramientos que estos cuerpos hayan hecho de cualesquiera empleados.
  3. Niega la autoridad al que actualmente obtiene el mando de la República, i a las Cámaras que se han puesto en receso.

Acuerda:

Para remediar los males que pudieran sobrevenir por falta de Gobierno, el nombrar una

  1. Este documento ha sido trascrito de El Espectador Chileno, número estraordinario del 2 de Noviembre de 1829. —(Nota del Recopilador.)
  2. Este documento ha sido trascrito de El Sufragante, número 10, correspondiente al 19 de Noviembre de 1829