Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo VIII (1823).djvu/86

Esta página ha sido validada
89
SESION DE 26 DE AGOSTO DE 1823

ménos que en obsequio de la verdad, informar al Excmo. Señor Supremo Director que las tales elecciones fueron practicadas con el mejor órden i la quietud que podía desearse i con la misma publicadas a presencia del Cabildo i del concurso de electores, de cuyos actos dió fe el escribano por disposicion del Cabildo i mesa de eleccion a que dió márjen la ocurrencia que paso a esponer. Precedió que en el nombramiento del capitular Presidente de la mesa de eleccion, habiéndose éste escusado admitir el cargo por su quebrantada salud que no le permitía detenerse en la sala a mas de la una de la tarde, constándole al Cabildo de la realidad de su esposicion, i por otra parte, penetrado de que por la representacion i cualidades de este capitular era el mas a propósito para sostener el órden i forma que prescribe la convocatoria; en esta ansiedad dió el sesgo de dispensarle que presencíase las actuaciones con tal que asistiese a las elecciones i su publicacion, a cuya deliberacion contribuyó no poco el que el secretario es muí poco esperto para haber estendido las actas en el momento. Con esta calidad, dicho capitular aceptó el cargo, i en efecto, lo desempeñó con el honor que le es característico, habiendo asistido a toda la eleccion hasta que se concluyó i publicó, e igualmente presenciado con los cuatro escrutadores la fe que de uno i otro dió el escribano, lo cual evacuado, se retiró de la sala como lo ejecutaron el Cabildo i concurso de electores, reservándose, así el Cabildo como la mesa de eleccion, concurrir el dia siguiente a estender las actas i poderes conforme a la fe dada por el escribano que para el efecto se mandó conservar en el archivo.

El dia señalado, que fué el ocho de Julio, asistieron realmente a la sala consistorial el Cabildo i los cuatro escrutadores, nó el Presidente de la mesa por haberse enfermado. Las actas i poderes se leyeron a presencia del Cabildo i de los cuatro escrutadores, i nó por el Presidente por su enfermedad.

El escribano avisó de ella i que estaba pronto a firmar; por esto se defirió la concurrencia para el dia nueve siguiente, habiendo entonces suscitado un debate dos de los capitulares que protestaron la nulidad de la eleccion al pretesto de no haberse presentado las actuaciones firmadas del Presidente, a pesar de constarles como a todo el concurso la realidad de lo espuesto.

El Presidente se repuso al siguiente dia; concurrió a la sala con el Cabildo i los cuatro escrutadores; leyó por sí mismo las actuaciones, i viéndolas conforme con lo en realidad acaecido, i en lo sustancial con la fe del escribano que quedó archivada, suscribió en su lugar así las actas como los poderes que, como he dicho, estaban ya firmados por los escrutadores.

La mesa de eleccion i el Cabildo, penetrados de que se procedió a la eleccion en toda buena fe por el órden i forma prescritos por la convocatoria i constándoles de que concluida así la votacion fué publicada i simultáneamente los nombres de los individuos en quienes recayó la eleccion por haberlo todo presenciado, no dudaron de su subsistencia i lejitimidad, sin embargo de no haberse publicado el acta que aun no estaba estendida por los accidentes ya espresados; i así se decidieron por que se remitiesen las actuaciones a manos de US., creyendo que el haberse estendido despues no era un defecto sustancial capaz de invalidar el acto de la eleccion.

Pero como a pesar de todo, los enunciados capitulares insistiesen en su protesta, no dudándose del espíritu de faccion que los anima i que acaso intenten sorprender la buena fe del Supremo Gobierno, en su reparo he creido oportuno orientar a S. E., por medio de este informe, de lo que en realidad ha acaecido acerca de este particular. Sírvase US. elevarlo al supremo conocimiento de S. E. para que en su vista se digne deliberar lo que considere justo i conveniente. —Dios guarde a US. muchos años. —Copiapó i Julio 12 de 1823. —Ramón de Goyenechea. —Señor Ministro de Estado en el departamento de Gobierno.


Núm. 134[1]


Nombramiento de Presidente para la mesa de eleccion

En la villa de San Francisco de la Selva, a siete dias del mes de Julio de mil ochocientos veintitres años, como a las nueve i cuarto de la mañana, reunidos en esta sala consistorial el señor Delegado don Ramón de Goyenechea e Ilustre Cabildo i ciudadanos que se consideraron con derecho de elejir en virtud de la convocatoria del Excmo. Señor Supremo Director provisorio del Estado para elejir i nombrar por esta delegacion un diputado i suplente cerca del próximo Congreso Jeneral de la Nacion, se dió principio a este acto habiendo procedido el Ilustre Cabildo a nombrar uno de sus miembros para Presidente de la mesa de eleccion, cuyo nombramiento recayó, por pluralidad de sufrajios, en el rejidor decano don José Antonio Mercado, para cuya constancia los señores que componen este Ilustre Ayuntamiento lo firmaron conmigo; de que doi fe. —Ramón de Goyenechea. —Francisco Ignacio de Ossa. —Tadeo Cortés. —José Antonio Mercado. —Luis Antonio de la Concha. —Antonio de Quezada. —José Ignacio Mandiola. —Ante mí, Martin de la Rivera, escribano habilitado.

Concuerda este testimonio con el orijinal de su contesto, que queda en este archivo de mi

  1. Este documento ha sido copiado de la pájina 104 del libro titulado Pueblos de la Provincia de Coquimbo, de 1818 a 1828. (Nota del Recopilador.)