Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo VIII (1823).djvu/21

Esta página ha sido validada


la educacion, la industria i jeneralmente la policía en todos sus ramos.

La fuerza militar ha recibido considerables reformas. El sagrado empeño de auxiliar laguerra del Perú, me ha obligado a aumentar, con los requisitos constitucionales, el número i la fuerza de los batallones. Las contínuas reclutas se disciplinan constantemente i las primeras se hallan con regular instruccion. La contabilidad del ejército ha sido increíblemente mejorada i se desempeña con pureza, con ahorros del Erario i con satisfaccion de los defensores de la Patria. Los trabajos de maestranza se aumentan con los aprestos precisos para las espediciones del Perú i Valdivia, i este departamento debe al celo de su jefe un grado de arreglo i economía que hace honor al sistema militar de la República. El ejército chileno subsiste hoi en los puntos adonde le han llamado o la defensa de nuestros aliados o el peligro de nuestro territorio. Pero, ya sea que obre en el Perú, en Valdivia o en las fronteras de Concepcion, la Patria, debe gloriarse de su moral i bravura. Sus jefes, por una dilatada carrera de pruebas honrosas, se han hecho acreedores al reconocimiento nacional. Yo os los recomiendo, señores. Han aterrado al enemigo en los campos de batalla; han sido los mas firmes apoyos de la libertad i del órden interior.

La escuadra ha sido reparada en el modo que permitian las circunstancias, i hoi ha aumentado su fuerza con la adquisicion de una hermosa corbeta. Está surtida de los pertrechos i aprestos que tanto necesitaba, i he procurado aplicar a su servicio, oficiales patricios que, imitando los ejemplos de su antiguo vice-almirante, den a su Patria los dias gloriosos que hasta aquí habian hecho distinguir la marina chilena. El Ministro de Guerra i Marina os propondrá el proyecto de creacion de un colejio de guardias marinas en Valparaíso.

La Hacienda pública se halla en estado decadente i necesita formarse. Rodeados contínuamente de atenciones que exijian incesantes gastos, solo se ha procurado consultar a los apuros del momento, sin pensar jamas en el establecimiento de un sistema formal de rentas, que ha sido mi plan jeneral desde mi ingreso a la administracion. El Ministro de Hacienda os presentará los trabajos emprendidos a este fin, que yo recomiendo al celo del Congreso. Miéntras tanto, se han tomado aquellas providencias bastantes a contener los males urjentes. Una comision trabaja en el arreglo de empleados i oficinas. La deuda pública se ha mandado consolidar i os será consolatorio saber que va a terminar la revolucion; que se ha sostenido la guerra por tan largo espacio i con tanta gloria; que se ha dado la libertad al Perú; que se espulsaron las fuerzas marítimas enemigas del Pacífico; i que se ha ocurrido al peligro donde quiera que el interes de la libertad ha invocado el auxilio de Chile, sin que la deuda nacional, por el resultado de tales gastos, exceda, segun los cálculos hechos, de dos millones de pesos, sin incluir el empréstito último de Lóndres, a cuyos fondos se ha procurado dar la mejor inversion posible para hacerle ménos gravoso, absteniéndose relijiosamente el Gobierno de usar de parte alguna para las necesidades públicas.

La estension que habia tomado el contrabando i el dolor de ver perder al comercio su moral con un manejo fraudulento, me impelie- ron a solicitar la rebaja de derechos de aduana. Está decretada i en práctica tiempo há, i ya se dejan sentir los efectos de esa providencia que ha dado mayor actividad al jiro, mas legalidad a las introducciones i que acaso no minora los provechos del Erario.

Tal es el estado de los negocios i los trabajos de mi administracion. Yo no presento obras concluidas. Apénas ha bastado el tiempo para intentarlas; destruir preocupaciones, reformar abusos i organizar precisamente todos los ramos, pide circunspeccion, vigor, tiempo i constancia. He hecho establecimientos; he decretado arreglos; propongo también a la sabiduría del Congreso el fruto de mis meditaciones i esperiencia. El ardiente celo que debe animar a ios Representantes de la Nacion, los adoptará o modificará segun lo exijiere la conveniencia pública, i el Gobierno que me suceda hallará trazado el camino, quedándole solo empeñar su constancia para conducir al término. Emprender i querer realizar grandes obras en un momento, manifiesta inesperiencia, i es las mas veces obstruir desde el principio los caminos de hacer el bien. Sin embargo, la Nacion ansia por rejenerarse. Sus inmensos sacrificios en trece años merecen ciertamente por recompensa una Constitucion sabia i bienhechora. ¡Felices vosotros, señores, que, al conocimiento de las necesidades de nuestra Patria, reunís la confianza pública i la esperiencia provechosa de la revolucion con que podais desempeñarla dignamente! Encontráis un pueblo dócil i jeneroso. No existen usos envejecidos ni clases privilejiadas con que luchar. La Patria convierte hoi su atencion hácia vosotros. Vuestra concordia, vuestro celo noble i puro va a formar el bien de una posteridad inmensa.

Resta ahora, señores, que yo dé cuenta de mi conducta política en los movimientos que prepararon vuestra reunion; nuevo motivo por que tanto he ansiado este dia. Aunque solo fui el ejecutor de la voluntad de los pueblos i aunque todos los habitantes de Chile abrazaron con ardiente entusiasmo mi resolucion, debia yo, sin embargo, a mi honor el paso de haber hecho una esposicion de ella i sus motivos, porque las naciones que nos observan no tienen a la vista este testimonio de la voluntad de los ciudadanos; mas, resuelto a sacrificar al bien público mis afecciones i mis intereses personales, creí conveniente imponerme por entónces un silen