Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo VIII (1823).djvu/18

Esta página ha sido validada


atencion como el único que permanece espuesto a los ataques enemigos. Allí existe una división respetable que en estos mismos dias se aumenta con tropas que salen de Santiago. Se ha nombrado un jefe esperto que, al mismo tiempo que en caso necesario dirija las operaciones de la guerra, promueva la prosperidad de aquel territorio importante. Conociendo el Gobierno que el gran interes de la Patria es reducir a vida social a los indios vecinos que manifiestan felices disposiciones, ha procurado llenar las misiones con sujetos capaces de llevar a cabo esta empresa.

Los rigores de la estación hicieron suspender en Abril el bloqueo sobre Chiloé, que entonces era inútil. Va a renovarse en la primavera para asegurar completamente la libertad del Sur.

Los araucanos, nuestros padres, han recordado las glorias del antiguo Arauco. Seducidos por manejos bárbaros i por una conducta que armaba al hermano contra el hermano, ellos degradaban la memoria de sus constantes esfuerzos por la libertad, haciéndose ajentes de la tiranía española. Desengañados hoi de su error, han jurado una paz eterna a sus hermanos, i el pueblo de Santiago ha visto con ternura rodear me los ilustres descendientes de Caupolican, Vilumilla i Curiñancu. Han hecho mas. Me han prometido restituir tres mil familias prisioneras, i ser los primeros aliados de la Nacion; i al atar sus lanzas i presentar el ramo de canelo al comisionado del Gobierno, han vertido lágrimas sobre los males a que incautamente concurrieron. Yo he comprometido la fe de la Nacion en celebrar un parlamento jeneral en la próxima primavera, que he juzgado también conveniente para estender la línea de demarcación de la frontera. Arruinados casi todos los antiguos fuertes, la seguridad del Estado pide su nueva construccion con arreglo a las variaciones políticas ocurridas. Ya me anticipé a proponer al Senado Conservador este proyecto que no fué tomado en consideracion i de que espero se ocupe el Congreso, con preferencia por su arduidad i necesidad de medidas reparatorias.

La guerra que se ha hecho en Concepcion se ha distinguido, como sabeis, señores, por un carácter particular de devastacion i ruina. Ella, en los últimos tiempos, ha consistido en partidas de bandidos, donde tomando el nombre del Rei los mas atroces criminales i seduciendo con el cebo del pillaje a la multitud miserable i sin recursos, han atacado las poblaciones, asesinando sin distinción i sin piedad a los habitantes, in cendiando las habitaciones i plantíos, talado los campos, saqueado los muebles i estraido los ganados. Allí se han reproducido escenas de horror que dejan atras las mas feroces de que ha podido gloriarse la tiranía en la triste guerra de América. Tantos males fisicos han desmoralizado gran parte de aquellos habitantes, i acostumbrado a estas correrías, las mas veces fructuo sas, a los vagos i sedientos del pillaje que existían en la provincia. La miseria a que, por otra parte, han quedado reducidos es un estímulo a la depredacion. El Congreso debe ocuparse sériamente de aplicar remedios oportunos. La seguridad de aquel territorio excitará al cultivo de los terrenos a la industria i a los trabajos útiles. Esta se conseguirá con la línea de demarcación propuesta i la amistad con los araucanos. El establecimiento de colonias estranjeras llenará el vacío de la poblacion; i el ejemplo de agricultores, fabricantes i artesanos aplicados constantemente al trabajo, correjirá la depravacion de las costumbres, asociará a su industria a los naturales i formará la prosperidad nacional. Al ver repulsado este plan por el Senado Conservador, yo he contado con que el Congreso le adoptará. Una justa libertad, el repartimiento de terrenos, la minoracion de derechos, franquicias prudentemente concedidas, un Banco de fomento tomado de empréstito para la proteccion del comercio, agricultura e industria; una exacta policía i la proteccion del Gobierno a los trabajadores que se distingan, restablecerá mui en breve aquella desgraciada i benemérita provincia.

Las otras, si no han sido teatro de una guerra actual, han sufrido todo su peso i consecuencias; caudales opulentos se han reducido a la nada i un desorden funesto en las exacciones ha detenido el progreso que las circunstancias políticas daban a las labores de la agricultura, de la minería i de la industria. Pero estos males se compensan superabundantemente con el imponderable incremento de la esportacion i del consiguiente jiro interior. La labranza de los campos se hace mas fructuosa i atrae mayor número de brazos. El comercio se aumenta rápidamente. El pabellon de Chile flamea en todos los puertos del Pacífico, en número tan crecido de bajeles que hace ventaja a los de los nuevos Estados de América reunidos. La industria necesita de grandes estímulos i proteccion. Yo recomiendo al Congreso las fábricas de paños, de papel i de cáñamo que he establecido, prometiendo solemnemente a los empresarios fomentos del Banco del empréstito. Ellas serán las primicias de la industria chilena elevada al grado que piden la situacion i circunstancias del país; i dando ocupacion a un número crecido de brazos, evitarán los crímenes que producen el ocio i la miseria. Los batallones chilenos se presentan, conforme a mis decretos, vestidos en su mayor parte con jéneros del país; i la hermosa fábrica del Hospició que ha bastado a surtir esta necesidad, es acreedora a una especial protección por sus lisonjeras esperanzas. Yo he alentado la constancia i las fatigas de su autor, cierto de que la infancia de estos establecimientos, a manera de la del hombre, es la época que exije mas cuidado.

El amor de la comodidad ha pasado a los ha