Página:Ramiro de Maeztu - Hacia otra España (1899).djvu/11

Esta página ha sido corregida


los sucesos impresiona á los habitantes de un país, durante una época de transición y crisis.

Esas imágenes y esos juicios son momentáneos y volanderos; no por ello merecen el olvido, ya que su sedimento forma médula en nuestros cerebros, acaba por encarnar en el fondo íntimo del pensamiento nacional y modifica, poco ó mucho, el histórico instinto de un pueblo.

Para evocar estas sensaciones intelectuales he acoplado trabajos de muy diversas procedencias. Por acá reproduzca artículos insertados en diversos diarios y revistas. Por allí desarrollo algunas notas para crónicas pensadas que no llegaron á publicarse. Por allá aparecen varios estudios, los de mayor empeño, escritos exprofeso para el presente volumen.

Esta anarquía creo no impedirá que se destaquen los únicos sentimientos que palpitan en todos mis artículos. Lo mismo en la primera parte: Páginas sueltas, en la segunda: De las guerras, que en la tercera, titulada Hacia otra España, por ser la fundamental del libro, mueve mi pluma el dolor de que mi patria sea chica y esté muerta y el furioso anhelo de que vive y se agrande, haciendo más intensa su actividad en las faenas materiales y en las labores de la inteligencia.

¿Cómo lograrlo?