Página:R.E.-Tomo III-Nro.09-Id.06.djvu/1

Esta página ha sido corregida

EL MÉTODO RACIONAL

Y

EL MÉTODO EMPÍRICO

EN LAS CIENCIAS FÍSICAS.

(Continuación.)

VI.

Vimos en el artículo anterior que la física moderna había conseguido encerrar en unas cuantas hipótesis, —el éter, la ley newtoniana de la gravitación, las vibraciones moleculares, etc.,— la mayor parte de los fenómenos físicos y químicos del universo. De estas hipótesis parte la ciencia como de otros tantos postulados, y por medio del análisis matemático desentraña la infinita riqueza de verdades que en si contienen. Pero hemos hablado, no de una hipótesis, sino de muchas; pues hé aquí otro nuevo trabajo que ha de cumplir el eterno Hércules de la ciencia: el espíritu.

Se condensaron los hechos en leyes empíricas; se han reducido estas á un corto número de hipótesis, que son en rigor grandes síntesis; pero falta completar la obra, reducir todas las hipótesis á una, y si es posible hacer que esta ley única pierda su carácter empírico, se racionalice por completo, y busque en la filosofía su verdadero origen y su natural deducción.

Esta aspiración noble y levantada no se ha realizado todavía: este divino ideal de la ciencia fulgura allá entre nieblas en los