Página:Origen de las especies por medio de la selección natural.djvu/75

Esta página no ha sido corregida


ESPECIES DU DOSAS 61 como variedad ; pero esto es comun en regiones separadas. ¡Cuántos pájaros é insectos de la América del Norte y de Eu- ropa, que se diferencian poquísimo unos de otros, han sido co- locados por un eminente naturalista como especies fuera do toda duda, y por otro como variedades, frecuentemente llamadas razas geográficas! Mr. Wallace, en algunos trabajos dignos de aprecio sobre varios animales, especialmente sobre los lepidópteros, que habitan las islas del gran archipiélago malayo, demuestra que pueden clasificarse en cuatro divisio- nes, á saber: formas variables, formas locales, razas geográ- ficas ó subespecies, y especies verdaderamente representativas. La primera division ó formas variables, varian mucho sin salir de la misma isla. Las formas locales son bastante cons- tantes y distintas en cada isla, pero cuando se comparan jun- tas todas las de las diversas islas, se ve que las diſerencias son tan pequeñas y graduadas, que es imposible definirlas ó describirlas, aunque al mismo tiempo sean suficientemente dis- tintas las formas extremas. Las razas geográficas ó subespc- cies, son formas locales completamente fijas y aisladas, pero como no se diferencian unas de otras en caracteres impor- tantes y ſuertemente marcados, no queda más que la opinion individual para determinar cuáles entre ellas han de ser con- sideradas como especies y cuáles como variedades. Por últi- mo, las especies representativas ocupan el mismo lugar en la cconomía natural de cada isla, que las formas locales y subes- pecies, pero como se distinguen unas de otras por mayor can- tidad de diferencias que la que existe entre las formas locales y subespecies, son casi universalmente clasificadas por los naturalistas como verdaderas especies. Sin embargo, no es posible dar un criterio cierto, por el cual se reconozcan las for- mas variables, las formas locales, las subespecies y las espe- cies representativas. Hace muchos años, comparando yo y viendo á otros com- parar los pájaros de las islas muy cercanas entre sí del archi- piélago de Galápagos, unos con otros y con los del conti- nente americano, me sorprendió mucho cuán enteramente vaga y arbitraria es la distincion entre especies y variedades. En los islotes del pequeño grupo de Madera hay muchos in- sectos caracterizados como variedades en la admirable obra de Mr. Wollaston, pero que serian ciertamente clasificados