Página:Origen de las especies por medio de la selección natural.djvu/74

Esta página no ha sido corregida


60 ORIGEN DE LAS ESPECIES algunas veces la descrita primero, como la especie y la otra co- mo la variedad. Pero surgen á veces casos de gran dificultad, que yo no enumeraré aquí, al decidir si hay que clasificar ó no una forma como variedad de otra, aun cuando estén estre- chamente unidas por lazos intermedios; ni siompre resolverá la dificultad la naturaleza de las formas intermedias que se suponen comunmente híbridas. En muchísimos casos, sin em- bargo, se coloca una forma como variedad de otra, no porque se hayan encontrado los lazos intermedios, sino porque la ana- logía lleva al observador á suponer, bien que existen en alguna parte , bien que han existido antes, y aquí hay una puerta abierta para la entrada de la duda y de las conjeturas. De aquí que al determinar si una forma debe ser considerada como especie ó como variedad, la única guia segura pareco ser seguir la opinion de los naturalistas de sano juicio y mu- cha experiencia; en muchos casos nos es preciso, sin embargo, decidir segun la mayoría de los naturalistas, porque pocas son las variedades bien señaladas y conocidas que no hayan sido colocadas como especios, al menos por algunos jueces competentes. Quo variedades de esta naturaleza distan mucho de ser cosa rara, no puede disputarse. Compárense las varias lloras de la Gran Bretaña, de Francia o de los Estados Unidos trazadas por diferentes botánicos, y véase qué sorprendente es el número de formas que han sido colocadas por un botánico como buenas especies y por otro como meras variedades. Mr. II. C. Watson, al cual debo gratitud por haberme ayudado de todos modos, me ha señalado ciento ochenta y dos plantas inglesas que, ge- neralmente son consideradas como variedades, y que todas han sido colocadas como especies por botánicos; y al hacer esta lista ha' omitido muchas variedades insignificantes, pero que, sin embargo, han sido clasificadas como especies por algunos bo- tánicos, y ha omitido por entero varios géneros polimorfos. En los géneros que comprenden las formas más polimorfas, dá Mr. Babington doscientas cincuenta y una especies, mientras que Mr. Benthan da solamente ciento doce ¡una diferencia de ciento treinta y nueve formas dudosas! Entre los animales que se juntan para cada nacimiento y que cambian mucho de lugar, raramente pueden encontrarse dentro del mismo país formas dudosas colocadas por un zoólogo como especie, y por otro