Página:Origen de las especies por medio de la selección natural.djvu/71

Esta página no ha sido corregida


Diferencias individuales.

Las muchas ligeras diferencias que aparocon en la cria de los mismos padres, ó que pueden presumirse que han nacido de este modo por ser observadas en los individuos de la misma especie confinados á la misma localidad, pueden ser llamadas diferencias individualos. Nadio supone que todos los individuos de la misma especie están fundidos en el mismo molde. Estas diferencias individuales son de la mayor importancia para nosotros, porque, como todo el mundo sabe, son casi siempre heredadas, y dan, por consiguiente, materiales para que la seleccion natural obre y las acumule de la misma manera que el hombre las acumula en una direccion dada en sus producciones domésticas. Estas diferencias individuales afectan generalmente á las que los naturalistas consideran parles sin importancia; pero yo podria demostrar por un largo catálogo de hochos, que partes que deben llamarse importantes, ya so las mire bajo el punto de vista fisiológico ya de clasificacion, varian algunas veces en los indivíduos de la misma especie. Convencido estoy de que el naturalista de más experiencia se quedaria sorprendido del número de los casos de variabilidad, áun en partes importantes de la estructura, que podria reunir con buenos datos, como los he reunido yo en el curso de los años. Deberia rocordarse que los sistemáticos están lójos de verse complacidos cuando encuentran variabilidad en caracteres importantes, y que no hay muchos hombres que quieran examinar laboriosamente los órganos intornos é importantes para compararlos con muchos ejemplares de la misma especie. Nunca se hubiera imaginado que la ramificacion de los nervios principales inmediatos al gran ganglio central de un insecto hubicra sido variable en la misma especie; podia haberse pensado que cambios de esta naturaleza solamente podian efectuarse á pasos lentos; sin embargo, sir J. Lubbock ha hecho ver un grado de variabilidad de estos nervios principales en el coccus, que casi puede compararse al ramajo irregular del tronco de un árbol. Debo añadir que este naturalista filósofo ha demostrado tambien que los músculos en las larvas de ciertos insectos distan mucho de ser uniformes. Algunas veces los autores argumentan en un círculo vicioso al manifestar que los órganos importantes nunca varian,