Página:Origen de las especies por medio de la selección natural.djvu/57

Esta página ha sido corregida


á escoger las mejores plantas sino que van á sus planteles y arrancan á los tunantes, que es como ellos llaman á las que nacen desviándose del tipo conveniente. Con los animales se sigue en igual forma en la práctica esta manera de seleccion, porque apenas se concibe que haya nadie tan descuidado que haga crias con sus peores animales.

Con respecto á las plantas, hay otros medios de observar los efectos acumulados de la seleccion, á saber: comparando la diversidad de flores en las diferentes variedades de la misma especie en un jardin; la diversidad de hojas, vainas ó tubérculos ó cualquier otra parte en la huerta en comparacion con las flores de las mismas variedades; y la diversidad de frutas de la misma especie en huerto, en comparacion con las hojas y flores de la misma clase de variedades. Véase cuán diferentes son las hojas de la col, y cuán parecidas en extremo son sus flores; cuán diferentes son las flores de la hierba de la Trinidad, y cuán parecidas las hojas; cuánto difieren en tamaño, color, forma y lisura las diferentes clases de grosellas, y sin embargo, sus flores presentan ligerísimas diferencias. No es que las variedades que difieren mucho en algun punto, no se diferencian del todo en otros puntos; esto apénas sucede, mejor dicho, nunca; y hablo despues de observaciones cuidadosas. La ley de la variacion correlativa, cuya importancia no debe menospreciarse nunca, siempre hará seguras algunas diferencias; pero por regla general no se puede dudar de que una seleccion continuada, ya en las hojas, las flores ó los frutos, producirá razas que se diferencien unas de otras, principalmente en estos caracteres.

Tal vez se objete que el principio de seleccion no se ha reducido á práctica metódica, sino desde hace algo ménos de un siglo; efectivamente que en los últimos años se le ha prestado más atencion y se han publicado sobre la materia muchos tratados; y el resultado ha sido proporcionar rápidos é importantes adelantos: pero está muy lejos de la verdad que sea este principio descubrimiento moderno. Podria referirme á diversas obras de remota antigüedad, en las que se reconoce la gran importancia del principio. En épocas rudas y bárbaras en la historia de Inglaterra se importaba con frecuencia animales escogidos y se daban leyes para impedir su exportacion: una ley ordenaba la destruccion de todos los ca-