Página:Origen de las especies por medio de la selección natural.djvu/567

Esta página no ha sido corregida

RECAPITULACION 551 como mis conclusiones se han desfigurado mucho últimamente, y como se ha dicho que yo atribuyo la modificacion de las espe- cies exclusivamente á la seleccion natural, permítaseme obser- var que en la primera edicion do esta obra y en las siguientes, coloqué en un sitio muy visible, al terminar la introduccion, las siguientes palabras: “estoy convencido do que la seleccion natural ha sido el más importante medio de modificacion, aun- que no cl exclusivo. Pero de nada ha servido. Grande es el poder de una constante mala interpretacion; pero la bis- toria de la ciencia demuestra que este poder no dura mucho tiempo. Apenas podria suponerse que una teoría falsa explicaria do una manera tan satisfactoria, como lo hace la de la seleccion natural, las varias grandes clases de hechos más arriba espe- cificadas. Recientemente se ha hecho la objccion de que este método de argüir no es seguro, pero es un método usado al juzgar los acontecimientos comunes de la vida, y con frecuen- cia empleado por los filósofos más grandes sobre la naturaleza. Por él se ha llegado a la teoria ondulatoria de la luz; y hasta muy recientemente, apenas si habia una prueba directa que apoyara la creencia en el movimiento de rotacion de la tierra. No es objecion válida que hasta ahora la ciencia no arrojo luz ninguna sobre el problema, mucho más elevado, del origen ó esencia de la vida. ¿Quién puollo explicar lo que es la esencia de la atraccion de la gravedad? Nadio so opone hoy á seguir los resultados consiguientes a este elemento desconocido de la atraccion, sin embargo de que en otro tiempo acusaba Leib- nitz á Newlon de introducir en la filosofía cualidades ocultas y milagros.» No creo que haya razon bastante para que las teorías dadas en esto volúmen choquen a los sentimientos religiosos de na- die. Es satisfactorio, para demostrar cuán transitorias son esas impresiones, recordar que el mayor descubrimiento hecho por el hombre, il saber: la ley de la atraccion de la gravedad lub tambien atacado por Leibnitz «como subversivo do la religion natural y por inferencia de la revelada.» Un autor y teólogo cé- lobre mo ha escrito quo «poco a poco ha aprendido á compren- der que es un concepto tan noblo de la divinidad creer que Dios creó unas pocas formas originales capaces de desarrollarse por sí mismas en otras necesarias, como creer que él tuvo ne-