Página:Origen de las especies por medio de la selección natural.djvu/550

Esta página no ha sido corregida

534 ORIGEN DE LAS ESPECIES ga las variedades intermedias serian suplantadas y extermi- nadas. Con esta doctrina del exterminio de una infinidad de esla- bones de enlace entre los habitantes vivos y extinguidos del mundo, y en cada período sucesivo, entre las especies extin- guidas y otras que lueran todavía más viejas, ¿por qué no está llena toda formacion geológica de semejantes eslabones? ¿Por qué toda coleccion de restos fósiles no presenta prueba plena de la gradacion y mulacion de las mas vivas? Aunque las investigaciones geológicas han revelado indudablemente la existencia primitiva de muchos lazos, uniendo mucho más á numerosas formas de vida, no dan las muchas gradaciones in- finitamente delicadas entre las cspecies pasadas y presentes que la teoría requierc; y esta es la objecion más óbvia entre las muchas que contra ella pueden presentarse. ¿Por qué, ade- mas, grupos enteros de especies vecinas aparecen, aunque la mayor parte de las veces esto sea ſalso, presentándose repen- tinamento en los sucesivos períodos g'cológicos? Aunquo sil- bemos ahora que los séres orgánicos aparecieron en este globo en un período incalculablemente remoto, mucho antes do depositarse la capa más baja del sistema cambrio ¿por qué no encontramos debajo de este sistema grandes masas de ca- pas llenas do restos de los progenitores de los fósiles cam- brios? l'orque segun nuestra teoría, preciso es que esas capas hayan sido depositadas en alguna parte en esas épocas anti- guas y completamente desconocidas de la historia del mundo. Solamente puedo responder a estas preguntas y objeciones en la suposicion do que el registro geológico es mucho más imperfecto de lo que la mayor parte de los geólogos creen. El número de ejemplares en todos nuestros muscos es absolu- tamente tanto como nada, comparado con las generaciones sin cuento do especies innumerables que han existido ciertamen- te. La forma madre do dos ó más especies cualesquiera, no sería on todos sus caracteres directamente intermediaria entro su descendencia modificada, como no lo es la paloma torcazon buche y cola entre sus descendientes las palomas buchona y colipava. No podriamos reconocer una especie como mure de otra más modilicada, si tuviéramos (ne examinar las cos muy de cerca, ií mónos que posoyéramos la mayor parte do los li- zos intermedios, y á causa de la imperfeccion del registro geo-