Página:Origen de las especies por medio de la selección natural.djvu/447

Esta página no ha sido corregida

MEDIOS DE DISPERSION 431 por hora, y algunos autores la han calculado on mucho más todavía. Yo no he visto nunca un caso de granos nutritivos que pason por los intestinos de un pájaro; pero las semillas duras de las frutas pasan sin sufrir alteracion, kun por los ór- ganos digestivos de un pavo. En el transcurso de dos mesos recogí yo en mi jardin del excremento do pájaros pequeños doce clases de semillas perfectas al parecer, y algunas de las cuales, que fueron ensayadas, germinaron. Pero el siguionto hecho es más importante: los buches de los pájaros no escro- tan jugo gástrico, y no dañan en lo más mínimo, como por ex- periencia lo sé, á la germinacion de los granos. Ahora bien; cuando un pájaro ha encontrado y devorado una gran canti- dad de alimento, está positivamente averiguado que en el es- pacio de doce y hasta diez y ocho horas no pasan todos los granos a la molloja. Un pájaro en este intervalo podria ser fá- cilmente impelido por el viento á distancia de 500 millas, y como se sabe que las aves de rapiña buscan los pájaros cansa- dos, al destrozarlos, puede fácilmente quedar esparcido lo que sus buches contengan. Algunos buitres y lechuzas se tragan su presa entera, y despues de un intervalo de doce á veinto horas, vomitan unas pelotillas que, segun he visto en experi- mentos hechos en los jardines zoológicos, contienen semillas susceptibles de germinacion. Algunas semillas de la avena, trigo, mijo, alpiste, cáñamo, clavo y acelgas germinaron des- pues de haber estado de doce á veintiuna horas en los estóma- gos de diferentes aves de rapiña, y dos semillas de acelgas crecieron despues de haber estado de este modo dos dias y catorce horas. Los peces de agua dulce comen las semillas de muchas plantas terrestres y acuáticas; los peces son con frecuencia devorados por los pájaros, y de este modo las semi- llas pueden ser transportadas de un lugar a otro. Yo he intro- ducido muchas clases de semillas en los estómagos de un pes- cado muerto, y luego le he dado este á las águilas pescado- ras, cigüeñas y pelícanos; estos pájaros, despues do un inter- valo de muchas horas, ó arrojaban los granos en bolitas, ó los pasaban á su excremento, y algunos de estos granos conserva- ban su poder de germinacion; ciertas semillas, sin embargo, morian siempre por estos procedimientos. La langosta es algunas veces llevada por el viento á grandes distancias de la tierra: yo mismo cogi una á 370 millas de la