Página:Origen de las especies por medio de la selección natural.djvu/342

Esta página no ha sido corregida

326 ORIGEN DE LAS ESPECIES los resultados de ingertar y de cruzar especies distintas. Y como tenemos que considerar que las leyes curiosas y comple- jas que gobiernan la facultad, con la cual puedan ser ingerta- dos reciprocamente los árboles, como incidentales ó dependien- tes de diferencias desconocidas en sus sistemas vegetativos, así creo yo que las leyes, todavía más complejas, que gobier- nan la facultad de los primeros cruzamientos, son incidentales de diferencias desconocidas en su sistema reproductivo. Estas diferencias, en ambos casos, son consecuencia, hasta cierto punto, como podia haberse esperado, de la alinidad sistemática, por cuyo término se intenta expresar toda clase de parecido y de desemejanza entre los seres orgánicos. Los hechos no pa- recen indicar de ninguna manera que haya sido don especial la mayor o menor dificultad, bien de ingertar, bien de cruzar varias especies; aunque en el caso de cruzar, la dificultad es tan importante para la duracion y estabilidad de las formas es- pecílicas, como poco importante es para su bienestar en el caso de los incertos. Origen y causas de la esterilidad de los primeros cruzamientos y de los hibridos. En un tiempo me pareció probable, como a otros les ha p- recido, que la esterilidad de los primeros cruzamientos y de los híbridos pudiera haber sido adquirida lentamente por me- dio de la seleccion natural de grados de fertilidad ligeramente disminuidos, los cuales, como cualquier otra variacion, aparc- cieran espontáncamente en ciertos indivíduos de una variedad cuando se cruzaban con los de otra variedad. Porque seria claramente ventajoso para dos variedades ó especies incipien- tes, el poder conservarse sin findirse, por el mismo principio de ser necesario, cuando el hombre está selectando al mismo ticmpo dos variedades, que las tenga separadas. En primer lu- gar, puede observarse que son con frecuencia estériles cuando se cruzan las especies que habitan regiones distintas; ahora, no habria evidentemente ninguna ventaja para especies asi separadas en que hubieran sido hechas mútuamente estériles, y por consecuencia esta esterilidad no podria haber sido reali- zada por medio de la seleccion natural; pero á esto quizás po- cria argüirse que si se habia hecho á una especie cstéril con alguna compatriota, la esterilidad con otras especies seria una