Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/55

Esta página ha sido corregida


Que venían a ganar almas para Dios y grandeza para España. Estas dos mentiras han seguido vivas en el discurso histórico de los hispanistas y colonizados. A la caída del Imperio Romano, la Iglesia Católica se volvió una de las pocas instituciones importantes en La Edad Media en toda Europa. Por esta razón estuvo en medio de las luchas de poder y el Papado fue usado para fines muy lejanos de los asuntos divinos. De hecho el Papado como institución sufrió severas transgresiones. La Iglesia Católica en Occidente, más en aquellos tiempos que ahora, ha fungido como la mediadora o validadora del poder del Estado. De modo que la Iglesia Católica fue parte de las beneficiadas de la explotación y depredación de los pueblos y recursos naturales de los pueblos invadidos. Razón por la cual "legalizó" el HOLOCASUTO y le dio un sentido humanista y espiritual.

Todo lo que hicieran los filibusteros, desde asesinar y robar, estaba justificado por la acción de “ganar almas” para su Dios. La Iglesia Católica de un plumazo negó y condenó la religión ancestral de millones de personas. Por ello las sentenció a sufrir los más deshumanizados tormentos y ser excluidos de la condición de “seres humanos”, dándoles a los conquistares Carta Blanca y el perdón por adelantado de todos sus crímenes y pecados. La Iglesia Católica compartió parte de la riqueza de la conquista y colonización a través del diezmo y la “compra de indulgencias”.

55