Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/184

Esta página ha sido corregida


capitalizado esta actitud inconsciente de nuestro generoso pueblo.

En el Anáhuac por miles de años no había guerras en donde se mataba a los adversarios, ni armas asesinas. No existía el dinero, ni la propiedad privada, ni la iniciativa privada, ni el atesoramiento de metales preciosos.

La gente común vivía en torno a valores familiares, comunitarios, religiosos espirituales. No era un paraíso, dado que la naturaleza humana está sujeta a “la inercia de la materia”.[1] No ha existido ni existirá una civilización perfecta, “lo humano es el error y la limitación”. Pero lo que le da sentido a la vida, tanto personal como comunitaria, es la búsqueda de la liberación del Espíritu de la materia que le contiene a través de, como decían los Viejos Abuelos, la Batalla Florida.
____________________

  1. Las fuerza de la estupidez y la degradación que nos arrastran al vacío y la desolación humana.
184