Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/153

Esta página ha sido corregida


más los 1500 aventureros de la fallida expedición de Pánfilo de Narváez, nos da un aproximado de 2000 forajidos.

Cortés dice que murieron 200 hombres, otras fuentes nos hablan de que murieron la mitad y las más realistas hablan de que se ahogaron y fueron sacrificados en el Templo Mayor dos terceras partes de los facinerosos, por lo cual se puede suponer con justicia que los sobrevivientes europeos estaban entre 600 y mil aventureros.

Según los mitos y fantasías de los historiadores y apologistas pro europeos, este puñado de delincuentes medio muertos y sin armas de pólvora, “derrotaron por la gracias de Dios” y del caballo de Santiago, a más de 200 mil guerreros aztecas que los venían a exterminar a Otumba. Totalmente falso y carente de toda ética y respeto a “La Historia”. Los apologistas ibéricos metidos a historiadores abusan de la ignorancia creada en los invadidos-colonizados que han aceptado por siglos los inmorales infundios.


“Andado que hubieron una legua, en un llano salieron tantos indios a ellos, que cubrían el campo y que los cercaron a la redonda. Acosaron intensamente, y pelearon de tal suerte, que creyeron los nuestros ser aquél el último día de su vida, pues muchos indios hubo que se atrevieron a llegar a los españoles brazo a brazo y pie a pie; y aunque tranquilamente se los llevaban arrastrando, ya fuese por sobra de ánimo suyo, ya por falta en los nuestros, con los muchos trabajos, hambre y heridas, era muy lamentable ver de aquella manera llevar a los españoles y oír las cosas que iban diciendo. Cortés, que andaba a una y otra parte confortando a los suyos, y que veía muy bien lo que pasaba, encomendóse a Dios, llamó a san Pedro, su abogado, arremetió con su caballo por entre medias de los enemigos, rompió el cerco, llegó hasta el que llevaba el estandarte real de México, que era capitán general, y le dio dos lanzadas, de las que cayó y murió. En cayendo el hombre y el pendón, abatieron las

banderas en tierra, y no quedó indio con indio, sino que en

153