Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/150

Esta página ha sido corregida


Ahora, a 56 años del descubrimiento de los restos del último emperador azteca, las ceremonias cada vez son más deslucidas, a grado tal, dice don Jairo Rodríguez, que ni los gobernadores vienen a visitar ese lugar que está casi en ruinas". IXCATEOPAN, Gro. El Universal. Sábado 29 de octubre de 2005.

“Los restos.

En 1949 la arqueóloga Eulalia Guzmán fue cómplice en un hecho penoso de la historia arqueológica mexicana: mediante falseamiento de datos y una incorrecta metodología arqueológica afirmó descubrir restos humanos que atribuyó a Cuauhtémoc, debajo del piso de la iglesia del pueblo de Ixcateopan de Cuauhtémoc — denominación que recibió en 1950 en el Estado de Guerrero, hecho que se vio precipitado por presiones oficiales del gobernador cacique del estado de Guerrero, Rubén Figueroa, para forzar el descubrimiento, lo que se ha desechado en definitiva por fuentes arqueológicas. En la presentación oficial de los restos participó incluso el pintor Diego Rivera. Actualmente se ha demostrado que el cráneo de los supuestos restos es femenino y el resto de ocho individuos distintos.

"Todo cae por su propio peso. Por eso esperamos que hagan pronto su trabajo y digan que aquí está Cuauhtémoc para que puedan regresar a la capital, pero con cabeza…"

150