Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/135

Esta página ha sido corregida


porque una versión dice que Cortés se llevó a Veracruz a la mitad de la expedición y la otra dice que Cortés dejó 80 hombres. Alvarado no daría una orden suicida ni con 400 y menos con 80 hombres. Matar a cuchillo a 6000 seres humanos en el centro de una ciudad, que probablemente tendría más de 300,000 habitantes, es un acto ilógico. Lo más seguro es que Cortés con los 1500 hombres que trajo de Veracruz y con los probables 800 que tenía ordenó la matanza.


Lo cierto es que fue la ambición y el espíritu criminal de estos forajidos lo que hizo que los mexicas tomaran las armas en defensa de su pueblo y sus instituciones. A partir de la matanza dejaron de obedecer al embajador de Quetzalcóatl y a Moctezuma, quien el Tlatócan decide deponerlo y nombra

en su lugar a Cuitláhuac.

135