Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/104

Esta página ha sido corregida


base de sacrificios humanos, era un error y trasgredía el sentido humanista y espiritual de las enseñanzas de Quetzalcóatl. Pero jamás pensaron que estaban frente a una invasión militar que pretendía instaurar una extensión de la corona española en el Anáhuac y exterminar su civilización.

“... El gobierno de toda agrupación, tanto territorial como institucional, correspondía a una asamblea de ancianos o expertos en la materia, elegidos por los miembros de la agrupación (nada se hacía, afirman los cronistas sin consultar a la asamblea). Ésta invariablemente era encabezada por dos jefes cuyos puestos generalmente eran vitalicios: uno era administrador y otro ejecutor, casi siempre el primero anciano y con derecho a sucesión, y el otro más joven, era elegido por asamblea, dependiendo de las circunstancias particulares de cada agrupación la determinación de las normas y procedimientos de ejecución. La asamblea se llamaba in cohuáyotl círculo o a manera de serpiente”. Romerovargas Iturbide, 1978.

Otro de los errores del Tlatócan fue el no diagnosticar de inmediato, que Cortés y sus aventureros no eran los enviados de Quetzalcóatl, y que estaban frente a unos hombres que tenían una visión diferente del mundo y la vida. Los encuentros están llenos de equívocos y errores interpretativos de las dos partes. En efecto, la dirigencia azteca no pudo entender la rapacidad y voracidad criminal de los europeos. En el Anáhuac las guerras nunca tuvieron la crueldad criminal y el espíritu de depredación de los europeos. Sus guerras eran más simbólicas que depredadoras, llenas de protocolo y reglas muy acatadas por los ejércitos y más rituales que criminales. El Tlatócan nunca pensó que los europeos eran invasores colonizadores. Siempre estuvieron en una lucha religiosa entre dos divinidades menores (Quetzalcóatl y Huitzilopochtli), pero que la estructura cosmogónica de Tloque Nahuaque seguiría intacta después de la rectificación religiosa

que tenían que hacer los mexicas.

104