Página:Las Fuerzas Extrañas.djvu/238

Esta página ha sido corregida


SEXTA LECCIÓN


LA VIDA DE LA MATERIA


Al adquirir la tercera dimensión, las lentejas se hacen perceptibles bajo la forma de copos de luz blanca, pues mientras fueron simples cambios de estado de la energía, tuvieron una existencia tan invisible como la de las "luces" α, β, γ que la ciencia conoce ahora. Entonces es cuando empieza a haber propiamente materia y fuerza, y á desarrollarse fenómenos más familiares para nosotros.

El primero de ellos (y en relación con la materia ponderable, el primordial) es el calor, ó sea la electricidad bajo este aspecto, resultante de la fricción de los átomos[1]. Átomos dotados de una velocidad casi infinita, producen al chocar entre si una incandescencia enorme, cuyo primer efecto es consumirá muchos, ó mejor dicho refundirlos en otros, condensando

  1. En la materia no atómica, es claro que no puede haber calor.