Página:La gruta del silencio.djvu/9

Esta página ha sido corregida




DEDICATORIA



A la que tiene los ojos verdes
como ideas santas, el pelo castaño,
acariciador i perfumado, la
frente pálida i meditativa i las
manos liliales;

I al hijo que tiene cuatro meses:
que lleva su mismo nombre,
i es una prolongación de su
dulzura;

Dedica este libro silencioso,
risueño i melancólico.


Vicente García H. Fernández,
           Dei gratia Vates.
IX—1913.