Página:La gruta del silencio.djvu/88

Esta página ha sido corregida

86 VICENTE GARCÍA HUIDOBRO FERNÁNDEZ

Un Cristo entre las manos, acaso el que coloco
Sobre mi velador, el de mirada suave.

Me cruzarán las manos ya frías sobre el pecho,
Me enjugarán el último sudor de muerte helado,
La huella de mi cuerpo se quedará en el lecho
Que guardará mis penas postreras apiadado.

Me pondrán en la caja i en la capilla ardiente
Donde lloran las velas i hai olor a alcanfor
I veré como entra, reza i sale la jente...
Acaso de los mios besar querré el dolor.

Después vendrá el entierro, me sacarán de casa
Para jamás volver, aunque mi amor lo quiera,
Alguien habrá que al ataúd se abraza
I la quitan por fuerza i la arrastran afuera.

Mi espíritu irá siempre detrás de los que he amado
¡Qué horrible si yo quiero besarlos i no puedo!
Qué horrible ir viendo como de mí se han olvidado
I solo me recuerdan cuando me tienen miedo!

I luego los sobrinos: «El ánima del tío»
I arrancarán veloces en las noches oscuras...