Página:La gruta del silencio.djvu/70

Esta página ha sido corregida

68 VICENTE GARCÍA HUIDOBRO FERNÁNDEZ

Se caia a las manos la frente,
Se morian de tarde las almas.
A la orilla del libro me acerqué yo una tarde
I aspiré de sus lotos el perfume amargado,
I vi en su remanso las gotas de sangre,
I escuché el dialogar de los astros.
Allí vi el modo de pasarme a solas
Los sesenta fastidios de la hora,
I vi como se mece en el Recuerdo
El lirio azul de los ideales muertos.

Este libro, es tu libro, poeta enigmático,
Es tu libro que vierte la luz del ocaso,
Higuera que da sombra, en el camino grave,
Como una tristeza de madre.