Página:La gruta del silencio.djvu/42

Esta página ha sido corregida

40 VICENTE GARCÍA HUIDOBRO FERNANDEZ


  El farol de la calle ¡Qué afán de molestar!
Petrificado en esa completa rijidez,
Cuando salgo parece me fuera a saludar
Con su cachimba roja, con su facha de ingles.

  Esta tarde me enferma, me enloquece,
Esta tarde me hastía; yo no sé lo que tiene.
No sé si son recuerdos que resurjen; parece
Que en mi cerebro hai alguien que de mui léjos viene.

  En la estufa de leña las llamas piruetean
I dan saltos clownescos i se acuestan un rato.
Las sombras ambarinas se alargan, fantasean
I alcanzan a lamerme con lamidos de gato.

  Hai en todas las cosas como un barniz de alvidrio,
I en la quietud tremenda de todas esas cosas
Van cayendo las horas silenciosas
Como las gotas de agua por un vidrio.