Página:La gruta del silencio.djvu/24

Esta página ha sido corregida

— XXII —

su personalidad vaya cayendo el rocío de los años, llegará él a comprender todo el valor de la sencillez obtenida mediante el estudio. El caso de maestros admirables como Rubén Darío que dia a dia se acercan mas a la conquista del secreto de esa trasparencia de cristal elojiada por Juan Pablo Richter, puede ser un ejemplo digno de imitación. I en la lírica americana este caso se repite ya con frecuencia en escritores que, como Lugones, Amado Nervo i Guillermo Valencia, comenzaron siendo verdaderos maestres de capilla del simbolismo i de todas sus exajeraciones i hoi repasan, con idílica frescura, sus emociones, cultivando el arte serenamente, ajeno a esas complicaciones que antaño fueran para ellos palabras de oro. Pero la juventud tiene sus derechos sagrados i de ella es preciso esperar lo que aguardaba el poeta indú de su rosal: que florezca desordenadamente, braviamente, para que en su Otoño dé dos rosas tan sólo, dos rosas que sean la sustancia de aquellas mil que produjo