Página:La gruta del silencio.djvu/21

Esta página ha sido corregida

— XVIX —


sis, de Rollinat. Algunos de estos poemas, Cuando yo me haya muerto, hablan de un poeta capaz de hacer sentir hermosos e intensos es- tremecimientos líricos. Valga el siguiente ejem- plo de dos estrofas cojidas al azar:

Después vendrá el entierro, me sacarán de casa

Para jamas volver, aunque mi amor lo quiera,
Alguien habrá que al ataúd se abraza
I la quitan por fuerza i la arrastran afuera.

....................................................................

Se sentirán mis pasos en las piezas desiertas
I se sentirán golpes, suspiros, raspaduras.
¡Qué susto pasar frente a las ventanas abiertas

Que se quedan a veces en las piezas oscuras!

La Araña negra reproduce también el mismo tono de hastío i de preocupación interior. En ella cree adivinar el poeta la sombra de la fatalidad i por esa razón la evoca con temblorosa emoción de espanto: