Página:La Atlantida (1886).djvu/7

Esta página ha sido validada


Excmo. Sr. D. ANTONIO LOPEZ


Llevado por las bendecidas alas de tus naves, busqué el naranjo en flor de las Hespérides; mas ¡ay! despojo es de las olas que, luengos siglos há, de él se enseñorearon, y sólo puedo ofrecerte, si te placen, estas hojas del árbol del fruto de oro.


Jacinto Verdaguer, Pbro.