Página:Historias extraordinarias (1871).djvu/262

Esta página ha sido corregida

 
XII.
NOTABILIDADES.

Soy, digo, he sido todo un hombre célebre; aunque no soy el autor de Junius, ni el hombre de la máscara de hierro. Me llamo, según creo, Roberto Jones, y nací no sé en qué parte de la ciudad de Fum-Fudge.

La primera accion de mi vida fue agarrarme las narices con ambas manos. Mi buena madre, al verlo me llamó ingenio; mi pobre padre lloró de alegría y me premió regalándole un tratado de nasologia. Ya era yo un sábio en esta ciencia antes de vestir calzones.

Este hecho decidió mi marcha en el camino de la ciencia; por él comprendí que todo hombre, con tal que tenga unas narices suficientemente suficientes, puede sin más que dejarse arrastrar por su propio instinto, llegar á la alta dignidad de notabilidad. No me fijé esclusivamente en las puras teorías de mi ciencia, sino que, todas las mañanas de todos los dias de Dios, me tiraba dos veces de la punta de mi trompa, finalizan-