Página:Gesta - Alberto Ghiraldo.pdf/49

Esta página ha sido validada


DEL DELITO
Gesta - Alberto Ghiraldo.pdf 11.jpg
I

D

OBLÓ la hermosa cabeza; apoyó la frente en la nerviosa mano y lloró así largo tiempo.

Despues ni un movimiento. Parecía anestesiada; las carnes estaban pálidas y frías. Los grandes párpados, al cerrarse, hicieron caer las últimas lágrimas