Página:Gesta - Alberto Ghiraldo.pdf/117

Esta página ha sido validada


AL SALIR EL SOL

M

ientras surge por oriente el sol de este día—1° de enero de 1900—el poeta monologa así:

—Ilusiones... Ilusiones... Ilusiones... De eso se vive ¡y qué! Es lo único que poseemos; el que nos arrebata ese capital es más ladrón aún que el que acecha al caminante para asaltarlo en la encrucijada.

¿Que nos creemos fuertes, dices, y la primera prueba terrible nos doblega? ¡Bueno! Hemos tenido entonces la ilusión de nuestra fortaleza, y esto es, casi, un equivalente; es tener algo.

¿Que el filósofo dice: la felicidad no existe; el hombre solo puede aspirar sobre la tierra á una tranquilidad rela-