Página:Francisco de Sales Mayo - Diccionario gitano (1867).djvu/51

Esta página ha sido corregida


vas, lo mismo que en varios puntos de las Alpujarras, pero no como hordas vagantes, sino dedicados á oficios honrosos.

Hasta en las provincias del Norte como por la parte de Castilla la Vieja, Astúrias y Galicia, donde ántes se los odiaba y temia, se los va ya mirando con menos extrañeza y dejándoles tomar asiento.

Que la asimilacion vendrá por completo lo demuestra la posicion que han sabido adquirirse en Cádiz, Málaga y algún otro punto de la península. No diremos, como algún escritor ha dicho, que los gitanos de esas poblaciones son civilizados y los de otros parajes no lo son. Este es un modo de decir desnudo de criterio.

El gitano no ha sido nunca salvaje en España: ha sido únicamente ignorante y rudo como los de las demás castas no educadas; y en un país donde apénas hay veinte entre ciento que sepan leer, los ignorantes deben ser muchísimos,sin excepcion de clases. No está muy lejano el tiempo en que un grande de España no entendia de más ocupaciones que las que profesaba el chalan y el torero, es decir, las mismas del gitano.....

En Cádiz y en Málaga hay gitanos dueños de grandes establecimientos de carne, y trafican en ganado, y tienen mesones importantes. Alternan con los principales de la ciudad, y sus casas y familias participan del lujo de los más lujosos.

Por lo demás, háse conservado la tradición gitana. Los hombres se ejercitan en comprar, cambiar y esquilar bestias; en correr y picar caballos; en torear, más particularmente en las poblaciones de Andalucía; en hacer clavos y herraduras como en Granada y Córdoba; en tejer canastas de colores como en Murcia, Valencia y Barcelona.....

Las mujeres venden el menudo de las reses, com-