Página:Fábulas de Fedro.djvu/53

Esta página ha sido corregida


FÁBULA XIX.


la necesidad suele costar la vida.


Unos perros hambrientos.

Una idea descabellada no solo no llega á tener efecto, sino tambien conduce á su perdicion á los mortales.

Ciertos perros vieron un cuero hundido en el rio; y para poder comerle mas descansadamente puesto en seco, comenzaron á beber el agua; mas reventando, perecieron antes de lograr lo que pretendían.


bajar de arriba á bajo. Socrates primus Philosophiam devocavit è cælo. Cic. Tusc. 5.

FÁBULA XX.


al caido todos se le atreven.


Un leon viejo, un javalí, un toro y un asno.

Cualquiera que ha caido de su antiguo estado, viene á ser en su desgracia juguete, aun de los mas viles.

Hallándose postrado un leon; consumido de los años, falto de fuerzas, y ya en los últimos