Página:Fábulas de Fedro.djvu/195

Esta página ha sido corregida


FÁBULA XVIII.
no blasones de cosas grandes sino ejecútalas.
Un monte en ademan de parir.

Estaba de parto un monte, dando espantosos gemidos; estaba en grande espectacion el mundo, al cabo parió un raton. Esto se ha dicho por tí, que amagando a grandes empresas, no haces cosas de provecho.


Vir. Georg. 3. Extremosque ciet gemitus murem. Hor. de Art. Poet, v. 139.

Parturient montes, nascetur ridiculus mus.

FÁBULA XIX.
el que sirve á dios, seguro tiene su premio.
Simónides preservado por los dioses.

Arriba dije cuanto valian entre los hombres las letras; ahora diré, cuanta honra les han hecho los dioses.