Página:Fábulas de Fedro.djvu/185

Esta página ha sido corregida


ocasionem nociturum. Sumptum est ab apologo quodam, qui Æsopi nomine fertur.... Est et alter apologus de gallina fovente Serpentis ova, quam admonet Hirundo, ne in suam perniciem foveat.

Contra se. Significa lo mismo, que in perniciem suam.


FÁBULA XV.
el avaro es guarda, y no dueño de su oro.
Una zorra y un dragon.

Una zorra que cababa su cueva, mientras iba sacando tierra, ahondando mas sus madrigueras, llegó por fin á la cueva de un dragon que guardaba unos tesoros escondidos. Luego que le vió, le dijo; ruégote ante todas cosas, que perdones mi imprudencia, despues de eso si estás bien satisfecho, de que el oro de nada me servira á mí, dime por tu vida ¿qué fruto sacas de este trabajo, ó qué premio esperas tan grande, que por él pierdas el sueño y pases la vida en tinieblas? Ninguno, respondió el dragon, pero esto se me ha encargado por el gran Júpiter. ¿Luego nada tomas para tí, ni se lo das á otro ninguno? Así lo quieren los hados. No te enojes, si libremente dijere, que, el