Página:Fábulas de Fedro.djvu/167

Esta página ha sido corregida


sendereó con su armada el mar Egeo, y vengó su agravio con justo castigo. ¿Pues qué puedo hacer para agradarte, lector Caton, supuesto que ni las fábulas, ni las histórias te gustan? No quieras pues ser molesto, á los hombres de letras, no sea que te cueste á tí mas caro.

Esto se dice por aquellos necios, si hay algunos que de todo hacen asco, y á trueque de ser reputados por entendidos, estienden su censura hasta el cielo.


embarcó en navío, para pasar el mar Egeo, y le da á entender á su Censor, que no esta obligado á seguir esta opinion, y que nadie le puede quitar el seguir el parecer de que fúe Argos el inventor, ó constructor del primer navío que hubo; en el cual se embarcaron los cincuenta Argonautos capitaneados de Jason.

Ejemplo. Castigo ejemplar, que hizo Minos en Atenas, para vengarse de los matadores de su hijo Androgeo.

Cato. Llama así al lector, que en todo halla que tachar, mostrándose semejante al célebre Caton, tan conocido por su genio severo.

Cælum vituperant. Adagio con que se explica la presuncion de aquellos, que impugnan cualquier obra, por bien escrita que esté.