Página:Fábulas de Fedro.djvu/137

Esta página ha sido corregida


la miel, para que por su sabor, y la figura de los panales, acerca de los cuales se litiga, se conozca su autor. Niéganse esto los zánganos; las abejas admiten el partido. En vista de lo cual la abispa pronunció esta sentencia: claro está quien no pudo hacer los panales, y quien los hizo. Y así adjudicó á las abejas su fruto.

Hubiera pasado en silencio esta fábula, si los zánganos hubieran aceptado el partido.


no querian los zánganos contestar á la sentencia, en que los declaraba por robadores, así tampoco varios poetas de aquel tiempo querian confesar ser de Fedro algunas fábulas, con que lucian. Semejante á esta es la queja de Marcial l. 1, Ep. 39.
Quem recitas, meus est, ò Fidentine, libellus,

Sed malè cum recitas, incipit esse tuus.

La misma queja de Marcial en el l. 2. Epig. 71. á Ceciliano, y Epig. 80. à Postumo; pero la mas insigne de las quejas en esta materia es la de Virgilio contra Bathyllo en aquellos célebres versos:
Hos ego versículos feci, tulit alter honores.

Sic vos nos vobis, &c.