Página:Esmeraldas (Cuentos mundanos).djvu/36

Esta página ha sido validada
— 31 —

acompañada de mi confesor y me dirijí al Brasil de donde pasé a Europa.

Regresé a los nueve años y ya no encontré familia en Buenos Aires; mis pobres viejos habían fallecido!

— Y él, le pregunté, ¿qué se hizo?

— Me abandonó en Marsella... los curas son como todos ustedes... pan para hoy y hambre para mañana!


_____