Página:Ensayosdecritica00zayauoft.djvu/94

Esta página ha sido corregida


política menos nacional que dinástica, seguida con tesón por el augusto nieto del coronado asceta del Escorial. El fin principal de estas líneas es establecer la división conveniente entre la figura del gobernante y el tipo moral del hombre que convergen en la persona del Conde Duque; aquilatar qué parte tuvieron en sus equivocaciones las dotes de su carácter y cuál cabe asignar á los defectos procedentes de la falta de una buena escuela política en que aprender los rudimentos del difícil arte de gobernar; dejar á salvo, en suma, al hombre privado de las acusaciones dirigidas al hombre público, llevando al espíritu de los lectores el convencimiento de que, no porque las determinaciones de Olivares fuesen con harta frecuencia de funestos resultados para el porvenir de España, cabe juzgar la intención del favorito con la misma severidad con que es lícito calificar sus actos.

La primera acusación de que se hace blanco al Conde Duque es la relativa á la anulación