Página:Ensayosdecritica00zayauoft.djvu/78

Esta página ha sido corregida


acude mientras tanto Mazarino á los á veces eficaces recursos de la diplomacia formando ligas con los Estados del Rhin y concertando alianzas con el Protector Cromwell en mengua de los intereses españoles. Consecuencia de esta doble trama militar y cancilleresca es la firma en el año 1659, de la Paz de los Pirineos, cuyas estipulaciones, gloriosas para Francia, fortalece el enlace de la Infanta de España Doña María Teresa, hija de Felipe IV y de su primera mujer Isabel de Borbón, con el joven Rey Cristianísimo.

Dos años después, á principios de Marzo de 1661, entregó su alma al Criador el Cardenal Mazarino. No le lloró Francia; pero la posteridad le admira. Acusado de avaricia por sus contemporáneos, algo hay que atenuar la acusación aunque no sea posible desmentirla. Acumuló ciertamente considerables riquezas y el Intendente Fouquet evaluó su caudal en cien millones de libras. Dejó también propiedades tan extensas como los ducados de