Página:Ensayosdecritica00zayauoft.djvu/70

Esta página ha sido corregida


literario. Ocioso sería, por lo tanto, evocar aquí someramente tan explotadas escenas é imposible además dentro de los reducidos límites de un artículo de periódico. Contentémonos con bosquejar los más salientes personajes de aquellos turbulentos días. Tres Duquesas son el alma de la Fronda: la de Chevreuse [1], enamorada, ardiente é inconstante en sus afectos, excepto en el amor á la Reina; la de Longueville [2], no menos disipada y acaso más intrigante; la de Montpensier [3], modelo acabado de desequilibrada constitución moral, capaz de los mayores atrevimientos y de la mayor negligencia, bulliciosa á ratos y á ratos mesurada y paciente, raro ejemplo de volubilidad, cifra del carácter frivolo de las mujeres de su época, atisbo de las venideras figuras de las Pompadour y Dubarry. Las tres Duquesas hermosas y las tres de egregia estirpe, no emplean bien su hermosura ni mejor los

  1. María de Rohan.
  2. Ana Genoveva de Birbón-Condé.
  3. Hija de Gastón, duque de Orleáns, hermano de Luis XIII