Página:Ensayosdecritica00zayauoft.djvu/63

Esta página ha sido corregida


ó como la sátira de un libelista ocurrente.

Antes de ver de qué manera triunfó Mazarino de propios y de extraños conviene saber algo de los comienzos de su vida. En Piscina, recóndito lugar del Abruzzo, se meció la cuna del futuro estadista. Su familia fué modesta: el abuelo paterno artesano de Sicilia y el padre Mayordomo en la Ciudad Eterna del Condestable Colonna. Allí transcurrió la infancia de Mazarino, allí tuvo su escuela el grande hombre. Soldado en la adolescencia, no fué ciertamente cobarde ni inepto; pero sus dotes más preclaras no se revelan hasta que negocia en Cherasco la paz turbada con motivo de la sucesión al Ducado de Mantua. En Cherasco brilla por vez primera la sagacidad á que debe en especial su nombradía y en Cherasco inaugura la serie de sus triunfos. Consecuencia de aquellos éxitos es su entrada al servicio del nuncio Pancirola y entonces y por deberes del nuevo cargo, tiene ocasión de que Richelieu le trate. No podía pasar