Página:Ensayo sobre el Hombre - Alexander Pope - 1823.djvu/39

Esta página ha sido corregida
39

Facultades y dotes y atributos
Estan subordinados á tí solo,
Porque te cupo la razon en parte
Cual un destelle de celeste llama;
Dí pues, que tu razon todo lo abraza,
Que tu razon te sobrepone á todos.

 Discurre por los ayres; corre el globo;
Sonda la mar; descubrirás do quiera
La materia agitándose fecunda
Y pronta á producir. ¡Cual se dilata
La progresion de seres! Acia arriba
¡A qué altura se eleva inaccesible!
En torno, ¡qué estension interminable!
Acia abajo tambien, ¡en qué insondable
Profundidad se pierde!... El principio
De la cadena es Dios: siguen por órden
Angeles, hombres, bestias, aves, peces,
Insectos invisibles. ¡Qué intervalo
Del infinito á tí, de tí á la nada!
Si al lugar de los seres superiores
Tú aspiráras, al tuyo aspirarian
Los seres inferiores; y un vacío
Fuera ea la creacion, donde si quitas
Una grada, la escala se destruye;
Y roto un eslabon de la cadena,
La cadena tambien toda se rompe.

 Así un sistema de celestes cuerpo,
Gira obediente á sus centrales leyes