Página:El Domador de Pulgas.djvu/84

Esta página ha sido corregida


rebelde, de esas que no quieren a los tiranos, y que dicen que el progreso es una farsa conseguido en ese caos, a fuerza de sangre de pulguitas inocentes, el líder se encargaba de que algunos de sus propios hombres amaneciera muerto; entonces se culpaba a la pulga rebelde, del crimen, y se le mandaba fusilar. Y después se mandaba fusilar y fusilar más pulgas rebeldes, hasta que el pueblo de las pulgas terminaba diciendo, que aquella pulga caudillo era un enviado de Dios.

La pulga líder se mostraba de vez en cuando al pueblo desde su balcón, llegaban trenes de todas partes para ver aquel espectáculo. Además debe saberse que se asomaba al balcón, y sépalo cualquier pulga de altas pretenciones políticas, no se puede ser lider sin tener balcón. La pulga salía al balcón, hacía tres muecas y media mueca, y decía:


(Aplausos).


(la multitud grita frenéticamente).

Gran éxito tuvo con su discurso la pulga je-

103